¿Melones más sabrosos? ¿más coloridos? ¿más duraderos? Melonomics tiene la clave

Si un melón es dulce, de textura agradable, fácil de transportar o resistente a la sequía y los hongos es porque en sus genes están escritas estas características, por lo que ser capaz de detectar dichos genes y analizar su funcionamiento es clave para poder desarrollar variedades mejoradas para beneficio del productor y del consumidor. Y esto es justamente lo que ha hecho, en un primer paso fundamental, un grupo de investigadores españoles coordinado por Pere Puigdomènech (CSIC) y Jordi Garcia Mas (IRTA), ambos del Institut de Recerca en Agrigenòmica (Crag), en Bellaterra.

¿Por qué el melón? 

Que el elegido haya sido el melón no es casual, especialmente por dos motivos de peso:

  • por su gran valor nutricional, siendo un excelente depurativo y rehidratante, fuente de calcio, magnesio, potasio y fósforo. Como dato, una ración de 100g proporciona más de las mitad de la dosis diaria recomendada de vitamina C y un elevado contenido en carotenos, precursores de la vitamina A, ambos grandes antioxidantes y aliados contra el cáncer y enfermedades cardiovasculares, y
  • por el importante potencial económico que este avance puede suponer para nuestro país, al ser España el quinto productor de melón y el primer exportador mundial.

¿Y en qué consiste Melonomics? 

Melonomics es un proyecto de investigación dentro del marco de la fundación Genoma España, que ha conseguido obtener la secuenciación del genoma completo del melón, compuesta por un total de 27.427 genes, 411 de los cuales pueden tener la función de proporcionar al melón resistencia a enfermedades, como hongos o virus, lo que nos ayudaría a mejorar el rendimiento de nuestros cultivos.

¡Pero no sólo eso! Se han descubierto también 89 genes relacionados con la maduración, 26 con la acumulación de carotenos y 63 con la acumulación del azúcar, que permitirían a los productores definir características como el gusto, el aroma, el color y el sabor del melón, abriendo un gran abanico de posibilidades en el cultivo y la comercialización de esta preciada fruta. Como ejemplo de diversidad de gustos, en España nos gusta el melón extremadamente dulce, y en cambio en China los utilizan como nosotros el pepino en las ensaladas.

Pero…¿estamos hablando de transgénicos?

NO se trata de alimentos transgénicos. El objetivo es identificar los genes que aportan ciertos beneficios en una determinada variedad de melón, como por ejemplo la resistencia, y expandir esas características a otras variedades mediante simples y tradicionales cruces, logrando híbridos más resistentes y no transgénicos.

Sin duda, se trata de un importante hallazgo que abre muchas puertas a la tecnología alimentaria, y una magnífica noticia tanto para los productores como para los amantes del melón, ¡como nosotros! Y como prueba de ello, os adjuntamos una receta original para que puedas beneficiarte de todas las propiedades del melón y a la vez sorprender a tus comensales: melón a la parrilla con pesto de menta. ¡Que lo disfrutes!

Esta entrada fue publicada en Placeres Naturales, Recetas, Salud y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s